Cáritas

Publicado el por

Origen

Desde los comienzos de la Parroquia ya existía este grupo cristiano de acogida, aunque según las circunstancias y las necesidades haya tenido que ir adaptando su actuación para ser lo más eficaz posible.

Componentes

Caritas temporalEntre las personas que componen este grupo, las hay que prestan sus servicios habitualmente; otras, siempre que sean requeridas para prestar su ayuda, la ofrecen en cualquier tipo de gestión. Cualquiera de las personas que hayan trabajado en el grupo sigue directa o indirectamente vinculada al mismo y acude tan pronto sea solicitada su ayuda. Por ello resulta difícil precisar con exactitud quienes lo componen, aunque de modo habitual se reúnen ocho personas: seis mujeres y dos hombres.

Reuniones

Son semanales, los miércoles de seis a ocho de la tarde. Estas reuniones,
como las que corresponden a un grupo cristiano, comienzan con una oración y una reflexión colectiva, sobre algún tema relativo a su trabajo.

Actuaciones

A continuación siguen los comentarios sobre los asuntos referentes a los casos que se están atendiendo y las posibles soluciones, el modo de gestionarlas y pasos a seguir. Siempre se intenta aunar los Criterios y actuar en el mismo sentido. Finalmente, recibimos a las personas, escuchándolas con atención y afecto, e intentando descubrir sus problemas para aportar las posibles soluciones.

Personas atendidas

De las personas pertenecientes a la demarcación parroquial, que precisan nuestra atención, hacemos un seguimiento que reflejamos en fichas individuales, en un modelo de ficha en la que figuran los datos más significativos de estas personas y su problemática.

Atendemos personas cuyos problemas más relevantes son la insuficiencia de recursos económicos, unido en muchos casos a personas ancianas viven solas, también a dos familias numerosas de etnia gitana, una de ellas con carencias económicas y vivienda precaria, por lo que se le hace un seguimiento por medio de Servicios Sociales.

Acuden, en mayor número personas inmigrantes de diferentes nacionalidades, en mayor porcentaje los hispanohablantes.

El problema principal de estos inmigrantes es que carecen de documentación legal, no tienen trabajo ni oferta de él y contrajeron deudas en su país de origen para poder pagar su viaje a España.

Por otro lado, aunque vienen convencidos de que van a encontrar trabajo con facilidad, la realidad es bien distinta: carecen, la mayoría de ellos, de la preparación laboral necesaria y es mayor la demanda que las ofertas de trabajo.

Suelen encontrar trabajos esporádicos, no siempre bien remunerados y sin contrato. Las tareas a las que acceden con mayor frecuencia son las de cuidado y compañía a personas mayores y enfermas, y también tareas domésticas. Según la época de cosecha, trabajan como temporeros en la recolección, casi siempre sin contrato.

En cuanto a la vivienda, en la mayoría de los casos, varias familias viven en la misma casa y obligados a compartir cocina y servicios.

Tipos de atención prestada

Es primordial escuchar sus problemas. La actitud receptiva y Comprensiva, aún sin solucionar sus problemas, consigue aliviar la angustia de su situación. El paso siguiente, es el de orientación e intentar solucionar aquellos problemas más acuciantes:

  • Vales canjeables por alimentos y productos de primera necesidad.
  •  Proporcionar muebles, menaje, ropa de cama.
  •  Adouirir electrodomésticos: lavadora, cocina, estufa.
  •  Facilitar ropa.
  •  Pagar reparaciones; recibos de luz y alouiler.
  •  Ayudar en la compra de libros y material escolar; becas de comedor escolar y campamentos de verano.
  • Medicamentos, gastos de enfermedad o de sepelio.
  • Obsequios en las visitas de enfermos y ancianos.

Se derivan algunos casos a Servicios Sociales u otras entidades. Se aceptan solicitudes de trabajos domésticos y cuidado de personas y una de las personas del grupo de Cáritas se encarga de buscar posibles trabajos.

En la campaña de Navidad, a las familias más necesitadas, se les dan vales canjeables por alimentos y productos de primera necesidad, para intentar hacer más agradables, dentro de sus carencias afectivas y económicas, las fiestas navideñas.

En algún caso, se compra algún juguete para algún niño de estas familias. En la semana precedente a la colecta extraordinaria realizada con tal fin, en las misas de sábado y domingo, se lee un texto con la finalidad de Concienciar a la comunidad parroquial sobre las grandes carencias que sufren las personas más necesitadas a las que intentamos socorrer con Sus aportaciones económicas, y de la importancia que tiene, para un cristiano, atender principalmente a los que ocupan los últimos lugares en la sociedad actual.

Reuniones Arciprestales

El representante del grupo de Cáritas Parroquial asiste a las reuniones, que periódicamente se realizan, e informa al resto del grupo de las mismas en las reuniones semanales; también actúa de portavoz del grupo en estas reuniones Arciprestales.

Campaña de Navidad

El grupo de Cáritas Parroquial, en la Campaña de Navidad, realiza visitas a personas mayores y enfermos. Dichas visitas comenzaron a realizarse de manera periódica y se fue ampliando en número de personas visitadas. De este modo se ha formado el grupo de Pastoral de la Salud y del Mayor con autonomía propia, al que ofrece apoyo personal de participación y económico, Cáritas Parroquial.

Recursos económicos

Se obtienen de colectas ordinarias mensuales del segundo domingo de los meses de Marzo a Noviembre inclusive, y la extraordinaria de la Campaña de Navidad en el mes de Diciembre. Además se reciben donativos de algunas personas y otros anónimos fuera de las colectas mensuales.