Historia

Publicado el por

Creación de la Parroquia

En el lugar en que se encuentra actualmente el Templo Parroquial (calle Amparo Iturbi 26,) existía una Ermita que formaba parte de un molino arrocero (Arrocerías San Martín), propiedad de la familia CorelI-Cortés. Ell molino ocupaba el espacio del actual Edificio Iturbi.

Molino

El 21 de Noviembre de 1957, fecha en la que se erigió canónicamente la Parroquia San Jorge Mártir, los dueños de la ermita la Cedieron y se abrió al culto los domingos. Esto siguió así hasta el 2 de Febrero de 1958 en que destinaron a D. Antonio Saez Artes como Párroco y celebró la primera misa. Fue entonces cuando tomó cuerpo como Parroquia, y, gracias también al entusiasmo de muchos feligreses, que se pusieron a disposición del sacerdote, se pudo iniciar la labor parroquial pastoral.

Algunos jóvenes se fueron a preparar como catequistas a las Monjas Salesianas de la calle Sagunto y así, se comenzó a impartir la catequesis los domingos en Ia misma Ermita. A los niños y niñas que no tenian recursos se les ofreció ropa para recibir la Primera

Comunión, y hasta Comida para celebrarla. Con el tiempo esto fue cambiando y las familias fueron autosuficientes para celebrar la Comunión por sus propios medios.

Fueron tiempos duros pero muy gratificantes por la labor pastoral que se reaiizaba tan satisfactoria. El Parroco junto a 23 Feligreses a la puerta del viejo Templo, quizá en una jornada dominical, hacia 1978. Detrás el Edificio iturbi, que estaba en construcción sobre el solar dei antiguo molino arrocero.

Varios feligreses empezaron a formar los Grupos Parroquiales para dar mayor contenido a la Comunidad Parroquial, y poder de esta forma implicarse con mas fuerza en el barrio.

Pasado un tiempo, se desarrolló un acto muy emotivo que tuvo gran repercusión tanto para los feligreses como para el barrio, y consistió en la donacion de una preciosa imagen de la Virgen de los Desamparados. Con tal motivo se celebró una Eucaristía, a la que asistió el alcaide de Valencia, D. Adolfo Rincón de Arellano, y una procesión que fue muy concurrida. Con esa imagen y en años posteriores, al término de las comuniones, se celebraba una procesión con los niños de la Primera Comunión y jóvenes vestidos con el traje regional.

La Virgen de los Desamparados, es sacada en procesión de la vivienda medianera a.’ viejo Templo, hacía 1960.

La falla del barrio, de las calles Pianista Amparo Iturbi y adyacentes se había fundado casi al mismo tiempo que la Parroquia y, su Comisión, siempre fue muy receptiva y colaboradora en las correspondientes actividades que realizaba la Parroquia, como todavia lo esta haciendo despues de cincuenta años. En justa reciprocidad, han contribuido los Párrocos, celebrando en ei día de San José una misa muy solemne que, desde hace alrededor de treinta años, se Celebra como misa de campaña, en cada una

de las tres fallas que pertenecen a la Desfile dela Falla San VicenteîQ-läalaro lturbi, Pa r.qu u a para la ofrenda a la Virgen, hacia 1977.

En la mente del Parroco surgió la idea de un nuevo templo y no tardó en transmitir este ilusionado proyecto a sus feligreses, que lo aceptaron como suyo. Se comenzó visitando a las familias de la feligresia y anunciandolo en las misas. Se trataba de aportar pequeñas cuotas como suscripción para el nuevo Templo. Se hicieron loterías, colectas especiales, etc, todo con la ilusión de un día, poder disponer de un Templo digno de la Parroquia y de la casa de Dios, y así poder celebrar con la mayor dignidad posible los Sacramentos y la proclamación de la Palabra.

Pero habrían de pasar muchos años para la realización del proyecto, tantos, que el Padre Antonio, ya jubilado, asistiría a la dedicación solemne del nuevo Templo como invitado. Cabe suponer los recuerdos y emociones que desfilaron por su mente, así como la íntima satisfacción de ver realizada aquella lejana idea.

Nuevo Párroco

El 10 de Octubre de 1976 es nombrado D, Elías Pastor Verdú Como nuevo Párroco de San Jorge Mártir. Fue a partir de entonces cuando se dio un nuevo impulso a la Parroquia, con la colaboración de las personas que estaban trabajando en ella y otras muchas que se añadieron con renovada ilusión.

Dado que el templo está situado en un extremo del territorio parroquial, y lo poco poblado de su entorno, la mayoría de los feligreses procedían del otro lado de la calle San Vicente Mártir. Esto era un problema para los niñosas, por el riesgo que suponía cruzar esa calle tan concurrida, para aCudir a la catequesis. Entonces se alduiló una planta baja en la Calle Carretera Escrivá , de esta forma, se preparaba a los niñosas de esta zona para la catequesis, tras ser habilitado como local parroquial.

Bodas de Plata de la Parroquia El 20 de Febrero de 1983 tuvo lugar la celebración de los 25 años de la creación de la Parroquia bajo el lema 25 años caminando sin tregua.

De este evento se hizo eco el Boletín Parroquial Caminandoque se editaba entonces mensualmente, en su número 17 (Febrero de 1983). Decía así:

“Amigos, este año celebramos las Bodas de Plata de la creación de la parroquia o Comunidad Cristiana de San Jorge Mártir, y todos nos alegramos por este motivo.
Desde esta carta a los Cristianos y a toda persona de buena Voluntad de este barrio, queremos invitaros a todos los actos que celebraremos durante este año para vivir juntos el significado de esta conmemoración.

El día 20 de Febrero a las 12 de la mañana tendrá lugar la celebración de una Eucaristía Conmemorativa de los 25 años de la Creación de la Parroquia. Procuraremos expresar esta conmemoración con los signos más apropiados que podamos.”

A falta de más datos de archivo, solo podemos añadir que la misa solemne de las Bodas de Plata fue muy concurrida. Después siguió la fiesta y hubo un animado ágape. *
Hubo otras celebraciones conmemorativas, de las que no hay constancia gráfica. En una de ellas presidió el Arzobispo D. Miguel Roca Cabanellas.

Llega un Coadjutor

El sacerdote D. José Fornés García eligió” como él mismo dice ser Coadjutor de nuestra Parroquia, haciendo su presentación en la misma en Octubre de 1985. Un sacerdote maduro, con experiencia como Párroco. Con la llegada del Padre José, la Parroquia ganó en capacidad de trabajo y servicio al ser dos sacerdotes a repartirse tareas.

Al haber ya dos sacerdotes, comenzó a celebrarse la Eucaristía todos los sábados en el local parroquial, para dar más facilidades a los feligreses de esa parte de la Parroquia. Se estuvo prestando este servicio religioso hasta que se inició la construcción del nuevo templo , entre tanto, se alouiló, y habilitó como templo provisional, una planta baja para el Culto y demás actividades de la Parroquia, en la calle San Vicente Mártir, esquina a la calle Amparo lturbi. Este local estuvo operativo entre 1994 y 1996, fecha de la inauguración del nuevo Templo.

Desde finales de 1979 hasta Febrero de 1990 se estuvo trabajando en la Parroquia en la línea pastoral que proponía el Movimiento por un Mundo Mejor. Se trataba de potenciar una nueva imagen de Parroquia , la nuestra, fue pionera junto con otras cinco a nivel nacional. Durante este tiempo se realizó un trabajo muy importante, pastoral y espiritualmente, con bastantes jóvenes de la feligresía. Se hicieron excursiones, acampadas, algunos campamentos de verano verbenas, se formó un grupo teatral con tan gran éxito que hicieron representaciones hasta fuera de la Parroquia, se potenció a los Grupos Parroquiales, se hicieron boletines mensuales que se repartían por todo el barrio.

Tarmbién se trabajó en la Pastoral Matrimonial y por aquel entonces se creó un Grupo de Matrimonios dentro del Movimiento de Encuentros Matrimoniales. Fueron como en la etapa anterior años de mucho trabajo, pero muy gratificantes.

Arranca el proyecto del nuevo Templo

La insistencia del Padre Elías con los dueños de la Ermita para que la vendieran o la donaran, tuvo su recompensa. La familia Corell Cortés donó la Ermita y su solar a la Parroquia, haciendo posible lo que anteriormente se ha comentado: la construcción de un nuevo Templo, con locales parroquiales y vivienda para el Párroco. Es de justicia agradecer desde estas líneas la generosidad de esta familia y el gran favor que hicieron a toda la feligresía.

La superficie del solar de la Ermita era insuficiente, ya que se pretendía un Templo, no solo más moderno y funcional, sino también más amplio, dado el espectacular crecimiento demográfico de la Parroquia. Así que hubo que negociar la compra de la casa medianera de la Ermita y podría decirse que, por obra de la Providencia, pudo comprarse a un precio muy razonable. De este modo se duplicó la superficie del solar. Si a eso añadimos que se construyeron dos plantas, tenemos como resultado el magnífico Templo actual con amplios locales parroquiales.

Primera piedra del nuevo Templo

La colocación de la primera piedra” del nuevo Templo tuvo lugar el 26 de Mayo de 1994. Fue una celebración solemne y popular a la vez a la que acudió mucha gente del barrio, llevando en procesión a la Virgen de los Desamparados. Presidió la celebración el Obispo Auxiliar, D. Rafael Sanus Abad, con los Vicarios Generales de la Diócesis D. Juan Pérez Navarro y D. Francisco Ferrer Luján, así como los sacerdotes de la Parroquia, D. Elías Pastor Verdú y D. José Fornés García y otros sacerdotes amigos.

Inauguración del nuevo Templo

El nuevo Templo fue inaugurado con toda solemnidad, el 28 de Abril de 1996. Fue un verdadero acontecimiento, no sólo para la Parroquia sino también para todo el barrio. La dedicación del Templo la realizó el Arzobispo de Valencia D. Agustín García Gasco, hoy Cardenal, que presidió la Eucaristía acompañado por los Vicarios Generales de la Diócesis, los Sacerdotes de la Parroquia y alrededor de treinta sacerdotes más del Arciprestazgo y amigos.
Fue una celebración muy solemne y emotiva. Cantó la Eucaristía el Coro Ramón Cercós y ayudaron en la celebración los seminaristas, hoy sacerdotes, D. Benjamín Fayos Olivares y D. Juan Antonio Cabanes Gandía, naturales de Otos de donde, en el pasado, fue Párroco el Padre Elías.
El Templo estuvo abarrotado de gente que deseaba seguir de cerca la Eucaristía e incluso muchos tuvieron que quedarse en la calle por falta de espacio.
Tras la celebración se sirvió un vino de honor en los locales parroquiales, presidido por el Sr. Arzobispo, quien departió amable y distendidamente con todo el mundo, mostrándose como una persona muy cercana y receptiva.img008.1
También acudieron autoridades civiles, gracias a la colaboración entusiasta por parte de la Presidenta de la Asociación de Vecinos Carmen García Lamo que invitó en, nombre del Párroco, al Director de la Policía Municipal, entonces D. Juan Cotino y al concejal de Urbanismo D. Miguel Domínguez. Por fin culminó el deseo de tantos feligreses de tener un nuevo y definitivo Templo, después de tantos años de espera.

Desde entonces, como anteriormente se hacía, se ha procurado potenciar al máximo todas las posibilidades que puede tener una Parroquia de cara a prestar el mejor servicio posible a esta porción del Pueblo de Dios confiada a los sacerdotes de San Jorge Mártir.
Y en este sentido conviene recordar y agradecer a tantos seglares que han trabajado y trabajan pastoralmente en la Parroquia, algunos desde hace más de treinta años, de una manera admirable y realmente testimonial como se puede comprobar por las actividades plasmadas en el organigrama de la Parroquia.
Serían necesarias varias páginas para dejar constancia gráfica de todos los seglares que, con su trabajo y entusiasmo, estuvieron y están vinculados a la Parroquia, En representación de todos ellos insertamos una foto reciente, en la que aparece el Padre Elías con algunos de los colaboradores .

img009.1

Ojalá pues que con la ayuda del Señor, con la intercesión de la Virgen de los Desamparados y con el especial patrocinio de San Jorge Mártir podamos continuar entregándonos al servicio del Pueblo de Dios como venimos haciéndolo hasta ahora.