Saluda IX Semana de la Familia.

Publicado el por
Don Elías Pastor Verdú

Don Elías Pastor Verdú

 Como podéis imaginaros, mucho, mucho, se podría decir sobre la “Familia” y es que hombre y mujer, la persona humana, es “muy importante”, hablamos de Derechos Humanos y aunque hay lugares y países donde no se respetan, desde el sentido común y la sensatez hemos de defenderlos “a capa y espada”. Pero todavía más, para nosotros los creyentes en Jesucristo valoramos tanto a la persona que la consideramos “hijo de Dios”, fijémonos pues como hemos de ser de respetuosos entre nosotros, tengamos la cultura que tengamos, la raza y la lengua a las que pertenezcamos, dentro de nuestras desigualdades de todo tipo, “todos somos personas y para los creyentes, más todavía, hijos de Dios”. Y la familia bien estructurada donde se vive: el respeto mutuo, el amor, la paz y el perdón, ayuda a la persona a ser más persona y más feliz. La persona humana es sociable por naturaleza, “si no se relaciona con los demás se trastorna”, somos muy frágiles física, psicológica y espiritualmente, por eso necesitamos constantemente de refuerzos positivos de todo tipo, como dice la psicología “para sentirnos bien”. Desde nuestras convicciones y como creyentes, llevamos ya nueve años celebrando “una Semana de la Familia” para recordarnos a nosotros mismos la importancia que tiene. Todos sabemos por experiencia propia y ajena, la importancia de que “los padres sean ejemplares para los hijos”, la “necesidad de conocerse muy bien los novios antes de casarse o vivir juntos, para formar un hogar”. Y es que en un mundo “tan complejo y convulso como en el que vivimos”, hemos de buscar aquello que nos ayude para SER FELICES. Los que creemos en Jesucristo celebramos la Semana de la Familia “para recordar y vivir los valores humanos y cristianos tan importantes y necesarios para nosotros y para todo el mundo, pues hemos de evangelizar de la manera más eficaz posible intentando mejorar la Sociedad y el Mundo en el que vivimos, haciendo posible que impere: la verdad, la justicia, la honestidad profesional, el perdón, la paz y el amor.

Elías Pastor Verdú  (Párroco de San Jorge Mártir)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *